esemuchachito


Este Jairo es como su música: alegre, rumbero y vacilón. La sala de conciertos rebosa de jamberras “sin dudas”, de esas mujeres valientes que saben que para alcanzar el multigoce hay que dejar los remilgos en casa haciendo calceta.
Se suda la calentura y la caldera está que arde cuando estemuchachito sale al escenario. Enchufa la guitarra al ampli y pone a girar vertiginosamente su mano derecha… El ventilador provoca vendavales rumberos aliñados con brisas que vienen del soul- oueste. Todos bailan y ¡estamos al fresquito ¡ Jairo no crezcas nunca, ¡siempre muchachito¡.

Si te gustó , házlo rularShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someonePin on Pinterest0

You may also like...

4 Responses

  1. Anonymous dice:

    Men, qué pasa, soy el Montero Glez. Nada, quería saber cómo estabas y si te habias pillado los deuvedes que regalan los domingos con El Mundo, jool. Miles Davis, tío, me quedé en la piltra el domingo que lo daban y me lo perdí.

  2. Anonymous dice:

    O sea se, que nos tienes en vilo tol mes ,esperando noticias tuyas y vas y nos echas un canapé semi elaborao que nos deja el cuerpo desconcertao………..
    ¡Este blog ,no es lo que era!
    ¡A mi jambo me lan cambiaó!

  3. child in time dice:

    Se te echaba de menos Jambito. En la foto parecéis los dos en el guáter: él aliviadito y tú a puntito de evacuar. Qué gusto veros.

  4. calami dice:

    esejambooo!!! Estaba esperando como una perra…no crezcan nunca SEÑORES !!! besosyroces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *