una jamberra en cada puerto.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Anonymous dice:

    Que sean muchas las sirenas que arriben a las playas en las que pares a descansar y te traigan los mayores y mejores momentos de felicidad. Que seguro a ellas su estatus de musas les premiará con creces.

    Besos,

    Anikila.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *