Ana Curra : La gata valiente sobre el tejado del punk.

La gente de mi alrededor esta preocupada, mi mirada está perdida, mi cara se ha quedado toda “freeze” por culpa de esta chiquilla. Se puede decir que “El Acto”, me ha dejado fatal. Trastornado. Perturbado. Herido de lujuria. No estaba preparado para tanta conmoción. Y yo que me creía de vuelta de tó.

9 de marzo de 2012. Se acabó la cuenta atrás. Al fin! Entro en La Kapital. Estoy nerviosito, no conozco el territorio en el que me voy a mover. Ya os he contado alguna vez que el pequeñín en las grandes concentraciones de gente es cuando se la juega. Pisotón ¡Perdona que no te he visto! ¡Al rico olorcillo de sobaquillo! Tengo que buscar un buen sitio. Me voy pal palco de pulserita, pero me parece demasiado lateral. ¡No aquí no! Me subo a las alturas en ascensor… ¡Se ve muy lejos! Bajo pa abajo, subo parriba. ¡Please, dejadme pasar!
En la Kapi no para de entrar peña. El negro está de moda. Está claro que es el color más fácil para enconjuntar; negro con negro siempre pega. Hay crestas, tachuelas, imberbes y abueletes. Nadie se lo quiere perder. Todo fluye. Gente maja. Buen rollo . Y en mi cabeza muchas incógnitas… ¿Donde están mis pibas? ¿El baño?, ¿El bebercio? ¡Joder con tanta egjalera!
Consigo aposentarme en una barra del tercer piso. Cuelgo los pies pa fuera. Debajo Nico el técnico del videowolf. Veo venir un “cyborg” de la sala a decirme una cosita… Como me baje de aquí…¡Vaya Brownie! (¡Son las reglas chavalote!). Respiro tranquilo. Solo me dice que no aporree lo que tengo a mis pies ya que en mis tacones tengo la tapa de sonido de toda la Kapital. ¡Gracias majete! Imaginaros que me emociono, doy un pataleo en mitad de un estribillo, se va todo a negro y jodo el bolo. Después de tanta espera ni Acto ni tocamientos impuros ni ná de ná. Con voz aflautada repleta de emoción le digo: Te lo prometo. Si ya se que no suena muy ¡Punk! pero es que a veces, en momentos chungos, me vuelvo un poco blandengue.
Suena música clásica y sale la banda Pum! Pum! Pum! Silencio. Expectación. Oscuridad….MIAU!! la sala entera maúlla cuando aparece en escena Ana Curra: La gata salvaje sobre el tejado del punk.
Ana, cuando inundaste La Kapital fue un ¡Shock! Valiente. Guerrera. Más cuerpo que tela. Más piel ¡qué cuero! Impresionarte. Creo que en este momento se me fue la poca cordura que me quedaba al güano.
“El Acto”, “Nacidos para dominar”, “Te gustará” ,“Sangre” todos los temas de Parálisis Permanente son buenísimos y si además te rodeas de los mejores aristogatos del rock la catarsis se hace alucinógena. Cesar Scappa, Manolo Uvi, José Battaglio y Rafa le doc no pueden dar mas caña y potente textura a los temas. Una pasada. Además contamos con una grata sorpresa. Rafa Balmaseda, bajista primigenio de Parálisis Permanente se subió al escenario para tocarse un par de temas.
Toda la peña tatareando las canciones pero yo estaba a solas contigo, aislado, siguiendo embrujado todos tus movimientos. Sin soltar prenda. Agarrado con los dientes a tu vestido de rejilla. Tu te movías. Bailabas. Gozabas. Tú entregada. Yo hipnotizado. Seducido, Abducido. Pegado a ti. Imposible escapar de este sortilegio tan maravilloso. Pasabas de tocar con dulzura el teclado a aporrearlo con los codos y es que la vida a tu lado es una contraste aventura.
En el primer bis sales sola al piano. La imagen de Eduardo llena la pared mientras tocas una deliciosa melodía de un punki llamado Bach. Virtuosa. Delicada. Emotiva. Eduardo estaría orgulloso de la que fue su chica. Y de ahí otra vez… ¡Pa arriba! Energía, Electricidad, Electrocutamiento. ¡Esto si que es algo divertido!!!
Pero al final del éxtasis uno encuentra el vacío. Ahora solo pienso en negro. Ana, tu imagen me persigue. En mis delirios soy el perro con licencia para olisquear tu lencería de cuero más morbosa. En mi duermevela te me apareces, me rezas al oído que quieres ser santa y estejambo te pone un convento. Cuervos negros repiquetean en mi cabeza. Me despierto con los sesos esparcidos y me paso las noches jugando al bingo en el cementerio. En el barrio murmuran: Está fatal! ¡Hay que ver la profesora de conservatorio cómo ha dejado al Moskerita!


Si te gustó , házlo rularShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someonePin on Pinterest0

You may also like...

8 Responses

  1. Totalmente en forma, me descubro ante Ana Curra y su puesta en escena, me jode no haberme enterado. BRAVO ANA AND COMPANY. INCREIBLE!!!!

  2. Anonymous dice:

    Cagoentó! me lo perdí! y eso que estuve a punto de conseguir el pase a la gloria de ese pedazo de concierto!!! Que energía!!! Brutal! La tuya, digo!!! La de Ana Curra, también! Toma ya! Susana

  3. Anonymous dice:

    Joder Antonio, me has transportao al kapi y he visto el concierto al lado tuyo, con los pies colgando.
    acabao de alucinar con el mini buceo que he dao por tu blog. ME flipa tu prosa. Enhorabuena men!!! nos vemos por los pasillos.
    Pablo.

  4. SIL. dice:

    Mosquerita el pequeño gran hombre…pequeño de carcasa pero enorme de contenido…yo que no estuve en el concert me he emocionado con el efluvio de emocion derramado en este escrito tuyo….El amor puede ser mas punk que el del jipismo siempre que sea formulado con bravura y sin razon y que en vez de repartir flores se reparta carne cruda!!!

    Un abrazo sangriento de tu nueva admiradora
    Silvia Resorte.

  5. Anonymous dice:

    ¡Dí que sí, Jambo, fue un conciertazo! Yo estuve a pie de pista, y disfruté un montón. De todo lo intensamente vivido, cantado y bailado, me quedo con tres detallazos:
    1) Las dos canciones que se marcó con el grupo Rafa Balmaseda (el bajista de Donosti de los Parálisis originarios)
    2) La pieza de Bach que Ana Curra interpretó al piano , con la imagen de Eduardo Benavente (q.e.p.d.) en pantalla
    3) César Scappa homenajeando, cantando “Esto no es”, a los recientemente fallecidos Quique Sierra y Tony Vázquez

    Me alegro que lo disfrutases tanto como yo. ¡Un fuerte abrazo y salud!

  6. Anonymous dice:

    Ole, Antonio. Ole.
    La pasión es un síntoma de dimensión personal.
    No se te pudo hablar en todo el concierto… Creo que no te vi ni aplaudir, de lo concentrado que estabas. No sabía que tenías los pies apoyados, la imagen que tengo es que estabas asomado con medio cuerpo fuera, a un abismo de cinco metros o más… Me encantó el concierto. La Curra te merece.
    Luis Sola.

  1. 10 noviembre, 2014

    […] firma, es lo chungo del mp3 , que no ocupa lugar. Chicas guapas y rockeras, como la incombustible Ana Curra que bien sabe de la influencia que tuvieron estos mendas de New […]

  2. 14 febrero, 2015

    […] Manolo Uvi …(del que dice la leyenda que al nacer ya tenía un imperdible enganchado al cordón umbilical)…. al evocarlo me transporta a una viñeta de cómic en el que veo un barullo de piernas , brazos, crestas  de colores, un potaje de frijoles con tropezones de huesos, calaveras y truenos.. Zas! Toma! Plof! […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *