Quentin tranta tatata! tino.


Quentin hila fino, es un gran folllador que sabe que las cosas bien hechas requieren su tiempo y sobre todo si hablamos de echar un buen caliqueño. Es un sabio que sabe las prisas conejeras no son maneras de tratar los espectadores. Quentin en sus pelis se recrea, cual gran sabio en el arte de amar, en los preámbulos, para ir creando “el climax” a base de miradas, sonrisas, preguntas,pellizcos, vasos de leche, juegos de cartas,ironía y mucho humor … A estejambo con tino le gusta subir la temperatura, como los buenos amantes, poco a poco, sin prisa, y donde otros hubieran resuelto y pasado a fumarse “el cigarrito de después”, él nos sorprende con otra vuelta de tuerca, “coge” en otra postura y consigue, con el nuevo recoveco, territorio insospechado, ponernos más expectantes, más cachondos…. hasta que por fin…¡Aahhhhh! llegado el gran momento orgásmico, el punto de no retorno, el calambrín que, a la velocidad del rayo, nos recorre desde el cerebro hasta las uñas de los pies, la gran descarga, la “mascletá”, los fuegos artificiales, una gran eyaculación de explosiones de sangre, sudor, saliva y semen.
Y es cuando todo acaba, cuando el cuerpo se te relaja y te sientes dichoso , el momento en el que hay que ser agradecido y chocar las palmas de las manos para aplaudir al trántico Quentin y gritar:¡Bendito Bastardo!.

Si te gustó , házlo rularShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someonePin on Pinterest0

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Anonymous dice:

    Bendito Jamberro !!
    Menudo orgasmo que te has metido en la pelicula del Trantarino!

    Un abrazo del Tone y nos vemos el fin de en Sabinares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *