Cuaderno de Bitácora. Malta 2010. Tercer día.


El men del puerto nos trae el horóscopo por la mañana y leemos que no es recomendable eso de salir a alta mar. Después de la experiencia del “paseito” de ayer optamos por dar otra oportunidad a la “city center”. Pues sí, hay peña y encima al ratito sentimos como pica el sol y eso da mucho gustito aparte de sed . Paramos a tomar unas “pints of beer” en un bar tipical english. Antes simplemente se llamaba “The Pub” pero cambió de nombre el día el 2 de mayo de 1999 . Ese día y en esta taberna palmó Oliver Reed. Excesivo bebedor y pendenciero actor inglés que estaba por la isla rodando la película de Ridley Scott, “Gladiador”. Le dio un ataque al corazón cuando acababa de beberse, tres botellas de ron jamaicano, ocho botellas de cerveza alemana y numerosos whiskies dobles… Ahora este santuario se llama “Ollie’s Last Pub”,( “El último Pub de Ollie” ) Para acabar la peli tuvieron que gastarse un pastón en reconstruirle la cara digitalmente.

Nos emocionamos e hicimos varios ¡!Cheers for Oliver!!! Y nos dieron las tres , las cuatro y las cinco…Cuando conseguimos salir andamos dos baldosas y encontramos un restaurante con sabor añejo y comida del mundo. Buen vino y especias por doquier. Comimos dabuten y de postre un expreso con un poco de brandy por eso de cuidar la garganta para cuando haya que ordenar :¡Izad Velas!!!!

Una jirafa me lleva hasta el garito de Mar, una guapa y simpática jamberra “carabanchelera” que aprende inglés y se saca unas pelas de camarera. Rocas, minigintonics y de repente se levanta un viento huracanado que nos lleva volando hasta el Pantalán donde está atracado el barco.
En ese momento, y quizás influenciados por nuestro gran amigo Oliver Reed ,comienza el rodaje de “Motín en el Bergantín”.

No puedo adelantar mucho pero digamos que es un film de conspiraciones y venganzas en alta mar. En esta primera escena de rodaje, “Snake” ,malherido por un sartenazo en la cabeza es operado de las tripas. Dos cirujanos le desahucian mientras el enfermo delira y grita algo así como: ¡Por piedad ponerme la epidural!!!. Esto promete.
Después rodar llegó la hora del “All In”, partida de póker descubierto en la que a veces la suerte no está de nuestro lado… cada uno se defendió como pudo. Fernando: ¡I`m waiting to you!

Si te gustó , házlo rularShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someonePin on Pinterest0

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *