café con piernas

Andaba estejambo por Santiago tatareando: -Achile pum! aaaaa chiiiile! Pum!!, cuando divisa en el horizonte unas luces rojas. Hay códigos universales y un neón rojo es un neón rojo aquí, en Ámsterdam y en Villalmanzo (Burgos). Lo que le llamó la atención es que estaban encendidos de día, en pleno centro de Santiago y en horas de oficina. Por la puerta entraban y salían currantes de toda la escala laboral; monos azules se mezclaban con trajes y corbatas, y como no, también entraban y salían ociosos sin curro, ni escala ni escalera, ni ascensor. Como los cristales ahumados no le dejaban ver el garito y la curiosidad pica más que la viruela, cerró los ojos, abrió la puerta, dio dos pasos al frente y esperó a que la puerta se cerrara tras de él para abrirlos. Antes, respiró profundamente, y el aire le trajo efluvios de aliento amargo de “guanaco” en celo, de escotes infinitos y bragas muy finitas…

Se me acerca una señorita, se presenta como Lili, me da dos besos y al verme “nuevo” me informa de que he entrado en un “café con piernas”. este jambo la mira de cadera a tobillo:- “Lo de las piernas a la vista está, pero en vez de un café me apetece una cerveza bien fría, y bueno, si tenéis encendida la plancha…¡ponme una ración de la pierna más caliente!” . Lili sonríe y susurra que no se sirven bebidas alcohólicas: – “Solo café, infusiones y refrescos… y la ración , (me dice mientras se masajea), se mira, pero no se muerde”. Estejambo se interesa por los tipos de café y pregunta: “¿Hay del picante?”.Y Lili le explica los tipos de café que se pueden saborear en el “café con piernas”:-“”Express”, si tienes prisa,“Torrefacto”, si te lo tomas en el acto y “Descafeinado con sacarina” si no se te empina…” –“Vale, dijo el jambo, ponme un té con limón que me pone vacilón.”
estejambo, mientras se llevaba la taza caliente a la boca, se dijo:”Es curioso, mientras que en España se aprovecha la hora del café para mojar el churro, en Chile se conforman con alegrarse la porra”. Después, se lo bebió todo y al notarse cierto bulto en la entrepierna pensó que a este tipo de garitos no le iba mal el nombre de “tripode’s café”.

Si te gustó , házlo rularShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someonePin on Pinterest0

You may also like...

2 Responses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *