Los tenfingers de Stanley Jordan

Stanley Jordan con esejambo

Stanley Jordan tiene dos manos con cinco dedos cada una, hasta aquí todo es terrenal: diez dedos. Stanley sube al escenario y coge la guitarra. Cierras los ojos y… ¿Qué oyes?.  Tres guitarras, un bajo, a Bach, Hendrix, Beatles, Pink Floyd… Abres los ojos alucinado y en el escenario sólo Stanley Jordan. Con esas manitas y una guitarra crea su especial música espacial. Especial por su sonido inconfundible y espacial porque dejas de pisar tierra. Pulsa las cuerdas contra el mástil como si fuera un piano; la técnica se llama “tapping” pero yo la llamo “tenfingers” o “diezdedos” para evitar confusiones con lo se hace en las tabernas de España.

Abre las orejas, súbete a su nave y déjate llevar.

En el intermedio del concierto, camino del urinario y veo entreabierta la puerta del camerino . Un jambocurioso golpea sus nudillos contra la puerta ,¿Se puede? Y sin esperar respuesta estejambo atraviesa el umbral. Allí encuentra al marciano que se bajó de la nave , encontró una guitarra abandonada y la tocó como nadie la había tocado jamás; ni ella misma se había imaginado poder sentir esa orgía de notas cálidas y gozosas.

En el camerino, igual que en el escenario, sólo una persona : Stanley Jordan . Sonríe placenteramente . Da la sensación de que no conoce la palabra malicia .

– Hey men, thank you for your music. I like very much. I would like a photo taken with you. Would you mind?

-Oh yeah y se sienta en una silla, y con el tonillo de pero que me estajjjontando le digo: –Hey! Stanley with the guitar , man!!!

– Ok! Se levanta , coge la guitarra y en ese momento se abre la puerta y se asoma al camerino Germán , el sheriff del Clamores, que me mira fijamente, junta las cejas y exclama :– ¿Pero tu que piiiiiiiii haces aquí?

Rápidamente pongo en sus manos mi cámara … – Dispara y me piiiiiiiiiro.

Es el momento,  ahora o nunca, de resolver una inquietud que me estaba gangrenando la sesera. 

Stanley,  If you play the guitar with ten fingers, with how many fingers do  you use to play a woman? .

Sonó ¡CLIK! y estejambo desapareció…

Si te gustó , házlo rularShare on Facebook21Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someonePin on Pinterest0

You may also like...

5 Responses

  1. machelsoul dice:

    Increible men, momentazo con el genio del tapping, quien pudier haber estad alli con ambos con la cantida de vinilos que tengo del tipo. Stanley comenzo tocando en la calle convirtiendose en una leyenda en las calles de la gran manzana, hasta que lo descubrieron para el mundo del disco, toca como los angeles

  2. Anonymous dice:

    España se esta yenando de negros……….. .

    Hay que pararlos…………

  3. Anonymous dice:

    Ese jambo no decae ,no decepciona , y nos emociona !
    ¡ole!

  4. Anonymous dice:

    Que pasa man??
    Envidia sana da saber de las juergas que te corres y las compañías que frecuentas… Desde Doñana se te sigue sin prisa pero sin pausa, y es una alegría extra ver de vez en cuando actualizado tu blog con una nueva entrada… A ver si nos vemos estas navidades man, aunque ya sabrás por Martín que este año la familia Beato ha decidido invadir y ocupar parte de la provincia de Soria durante unos días y pasaremos la nochevieja todos juntos en una casa rural… Si te apetece pasarte podrás probar, aparte de los guisos navideños y mariscos típicos de estas fechas, la calidad excelente de la cosecha de este año man, que ha sido memorable y con denominación de origen jejejejeeee…
    Un saludo desde el sur…

  5. child in time dice:

    Ahora sí qu me has “ganao”, man. Stanley Jordan ¡No me lo puedo creer! Cuando yo era alumno del Taller de músicos, allí en la calle Almendro, éste era uno de mis favoritos junto con Path Metheny y Ritchie Blackmore. Ahora sí que me has “ganao”, man. Desde hoy dejo de ser el mayor comepollas del Monterito para ponerme a tus pies. Estoy seguro que cuando Dragó le dijo aquello del Altísimo a la Botella se estaba refiriendo a ti… Stanley Jorda, man, ¡no me lo puedo creer!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *