La vida alegre

Érase un jamberro tan optimista que sufriendo un infarto exclamó: Hey men… ¡Creo que me está dando una corazonaaaaada!
Es bueno sonreír , parar y templar la inercia diaria llena de obligaciones y recaditos. Hay que luchar, dándolo todo, por pasar un momentito cada 24 horas en el sitio de nuestro recreo, aunque para ello haya que encerrarse con candados y pestillos en el cuarto de baño. Y no me refiero en este caso solamente al “selftouching”, tócatelo tú mismo, bienpensados! sino a todo tipo de actividad que te reconforta y te abstrae del paso del tiempo. Es nuestro momento y tenemos que ser muy intransigentes, egoístas, y hasta un poco joputas.
Do iT! Rebélate a la rutina!
Haz lo que te dé la gana, lo que más te guste, lo que te pida el body, tu hobby, eso que te evade tanto, como los niños cuando juegan. Seguro que después de hacerlo te sientes mejor contigo mismo y hasta te hace menos capulloa.

Estar ¡agustirisitísimo!, es el mensaje que difunden desde Jerez al mundo garrapatero Los Delinquentes y Tomasito . Son los hombres de la verdes praderas trompeteras, son alegría y vacilón. Una sonrisa en estos tiempos buenos para la hipoteca y el trabajo precario es revolución, transgresión, derrumba barreras. Aleja los malos presagios, esas oscuras nubes que a veces barruntan en nuestra azotea, sí, allí donde cada vez tenemos menos pelo. Siento devoción por este flaco con poca grasa y mucha guasa, es la frescura que todo lo cura. Tomasito me conecta con el surrealismo de Lola Flores cuando cantaba ese rap flamenco : ¡ Y cómo me las maravillaría yo!
Recuerda: Ser feliz con moderación es tu responsabilidad, así que templa el moving del mundo un momentito y piensa :!Y cómo me las maravillaría yo para estar agustirisitísimo! Y después Let’s Do It!

Si te gustó , házlo rularShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someonePin on Pinterest0

You may also like...

1 Response

  1. Anonymous dice:

    Heyyyy men asi que habia un gamberro al que le dió una corazonada….. pues claro tu no mas nada que las cotidianas corazonadas de la vida, que te permiten por un instante hacer lo que te salga en mano… juajuajau

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *