La huella jonda del Glez

Ha vuelto! El Glez pisa de nuevo el caliente asfalto de los mandriles. Comenta que siente como si se reencontrara con una antigua novia de la que queda algo cariño pero a la que la sobran unos kilos. A Montero no le va el colesterol que obstruye la sangre, ni la grasa que abotarga.  Flaco, como el filo de la navaja que se clava en la portada de su última entrega , este men es  nervio puro, curiosidad e inquietud. Es en los mares  “Cadizqueños” donde  ha encontrado tiempo en calma e intensidad sensorial para fabular .
La capi ya no le pone, son recuerdos de pelo largo,  cuando nos creíamos  inmortales. El gozó a tope  el Madrid efervescente; el  alcalde más tierno que jamás hemos tenido pregonaba: ¡A colocarse y al loro! Tiempos dulces. Los parques y plazas rebosaban de chocolate , litronas y musicón.  2012,   cuesta demasiado trabajo estar colocado y el loro nos lo han cambiado por una  currutaca que al menos podía hacer honor a su apellido, con la Botella de botellón “nasti de plasti” .
“Huella Jonda del Héroe” reventó la sala flamenca “La Garrocha”. Cada vez hay más peña en las presentaciones de Montero y a decir verdad esto parecía una montería ya que estaba lleno de sabuesos elegantes en busca de presas que, lejos  de camuflarse, se contoneaban entre el follaje ajustadas en brillantes vestidos y encaramadas en lo alto de unos finos tacones. Los camareros reparten cava, salami y ensaladilla . El ruido de cristales rotos de un tubo de cerveza , lleno, fresquito,  ooooh!! , anuncia el abordaje en la Garrocha de la tribu de trincheritos cósmicos. Son grupis de todos los sexos que exploran  con la minuciosidad de un “indianajones”  las huellas de su admirado y venerado Montero Glez.  
Carmen Posadas presenta a Montero Glez al personal , desde que una gitana le leyó la buenaventura, Montero está condenado a obedecer su destino. La rosa de los vientos indica “Sur”.   Comienza el viaje. La Huella es un “psicodélico trip” en el que retozan el pasado mitológico con el desahuciado presente. Dioses, monos, cantaores, pintores, toros , artistas, buscamanis, salen a su paso y  como no, mujeres de esas que te barruntan en la bragueta fuegos artificiales.
Alucinante. Montero escribiendo es el mismísimo diablo. Es un embaucador. Te  susurra al oído, te coge de la oreja y sin billete, ni aduana, ni T4, sin colas ni esperas, te saca por la ventana y a flipar. Ahora que lo estoy dejando y solo me pongo como “Charolito Sheen”  de vez en cuando,  con “Huella jonda del héroe” reconozco que  me he pillao  un buen globo.
 

Carmen Posadas, maestra de ceremonias,  dio reposo  a estejambo con su sonrisa, simpatía y cariño. Como no tenia a mano ni caviar ni sardinas y el español medio siempre lo intenta, le tiré algunos  tejos a ver si me colaba, aunque fuera por la puerta de servicio. Le soplé a la oreja : Hoy birra , mañana pulpo… de Chamberí.  Hermosura, simpatía  y sentido del humor , que más puede pedir a una mujer estejambito loquito por incordiar.
Aquí esta  la foto con  Carmen,  como veis el español medio siempre lo revuelve a reintentar  y se hincha cual palomo al lado de la mujer bella. Y os preguntareis…  ¿Dónde está Wally? Pues  firmando libros al jondo a la izquierda.
Antes del alba pude pillar ¡por fin!  al protagonista de la noche. No dejó de firmar y dedicar libros a tutiplén, y mientras estampaba  su dedicatoria  en este libro bendito pude conversar con el Monterito. ¡Glazias Glez!
Las páginas del Glez están impregnadas de sal, viento y  arena, la misma arena que quieren cambiar por el sórdido cemento en la  virgen playa tarifeña de Valdevaqueros. ¡Que manía tienen algunos con querer enfoscarlo todo!
Si te gustó , házlo rularShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someonePin on Pinterest0

You may also like...

9 Responses

  1. Belén dice:

    Ya la he visto tres veces!!! Y no han pasado veinticuatro horas desde la primera vez…voy pillando matices inesperados…un placer, mucha risa y buen humor inteligente.

    Mil besos, y gracias

  2. Belén dice:

    Tiernos, socarrones, cómplices…ya la he visto por fin. Muy buena. Ya con esto tengo por lo menos para todo el verano.

    Pero fíjese que le ha arrancado al Glez una respuesta mística: camina desnudo por los caminos. Precioso. Y esa ternura y chispa entre ambos que no se rompe…buenísima. Y ambos de riguroso blanco, pureza…

    Lo dicho, arrancan lo mejor el uno del otro y viceversa.

    En la próxima me pienso colar yo en el local y verla in situ. Todo se andará.

    Un beso y muchas gracias.

    Belén

  3. Belén dice:

    Y qué foto más bonita. Usted con la Carmen y el Glez desgañitándose por ahí detrás. Están todos muy guapos y elegantosos. Sí señor. Así se hace.

    Estoy deseando verla.

    Un beso y un abrazo,

    Belén

  4. Belén dice:

    Buenas tardes,

    tengo el cacharrito estropeado y todavía no he podido ver la entrevista. Mientras leía la reseña, me carcomía el leer y leer y no ver todavía la entrevista…uf, por un momento pensé que no la había hecho, que sólo había dejago palabras escritas, ¡con la chicha que tienen los dos juntos! Y cuando por fin veo que hay un enlace del vídeo…uf..respiro, alivio, gracias a Dios la ha hecho, y parece que dura varios minutos!!!

    Como le digo, todavía no he podido verla, pero en la foto se ve que están los dos muy guapetones y elegantes, vestidos para la ocasión…y los dos de blanco!!

    Gracias, gracias, es usted un sol, con esto ya tendré para pasar todo el verano, eso es seguro!!

    Un fuerte abrazo, y ya le contaré cuando la vea…mil gracias de mil amores,

    Belén

  5. petro dice:

    Me encanta sobre todo la entrevista.

  6. Anonymous dice:

    Peazo de entrevista!

  7. Anonymous dice:

    ¡Qué divertido!

  1. 6 mayo, 2015

    […] quieres ver más entrevistas de esejambo con Montero Glez pincha […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *