Jazzvier de Cambra

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Rocío dice:

    Gracias por compartir.
    No pude asistir al evento. Yo sí pisé, para mi fortuna, bastantes veces aquel lugar mágico, cargado de riqueza discográfica y bibliográfica, todo un patrimonio, aquel de su piso de Amado Nervo.
    Pero la calidad humana, la exquisitez la imprimía él al relatarte cualquier anécdota, con ese salero , simpatía y talento que empapaba su cuerpo y su alma.
    Era pura pasión.

    Yo también le echo mucho de menos.
    Un saludo… Y gracias de nuevo
    Rocío

    • esejambo dice:

      En esa noche conocí a muchos amigos suyos que me relataron muchas anécdotas de su convivencia con Javier. Su casa siempre abierta a los amigos, lugar de paso y cobijo. Que nos veamos. Besos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *