Morente “After” Morente

Durante tres noches seguidas han pasado por el escenario del Circo Price  de Madrid un montón de  artistas flamencos  para rememorar  al que fue un inconmensurable artista y  todavía mejor persona… pongamos que hablamos de Enrique Morente.
Pues se lo debía merecer porque la convocatoria ha reventao el Price los  tres días.  
Muchísimos  amigos, admiradores, familiares y desconocidos no se han querido perder la oportunidad de evocar al  infatigable creador , al  artista sin fronteras, al hombre comprometido y al amigo visible . Porque es ese el “power” de Enrique ; querido cuando las luces del escenario le alumbraban y adorado abajo, en la calle, sin importar  que fuera a la sombra del sol, candil o estrella.
Me ha sido  imposible oír a alguien una palabra negativa sobre Enrique.Decir también que Enrique no se manchó nunca la boca soltando “puyitas” pa otros y eso que a nivel profesional , en su constante búsqueda creativa, ha sido criticado más que Bob Dylan cuando se presentó con la guitarra enchufada. 
 
De las buenas fuentes salen buenos manantiales.
Para muestra Estrella, Soleá y Enrique  sus tres “churumbeles”  que acompañados de toda la “troupe”familiar no tuvieron más remedio que, ante tantas muestras de cariño, después de tres años, subirse al escenario a cantarle a su padre. Enrique Morente los vigilaba tranquilo, sonriente, orgulloso  desde el tremendo póster  que  presidía la catarsis. 

 Y nadie dijo que fuera fácil.

 
 

Pedazo de #QDD
 
Me lo dijo Gerardo Núñez“Enrique fue el inventor de las redes sociales”. Toda la razón.  El Bar del Price estaba repleto a todas horas de abrazos, encuentros, risas y también, por que no, lágrimas.
Mucha emoción. “Ponme la penúl”  esa frase repiqueteaba una y otra vez entre anécdotas, chascarrillos e historias cebolleta…  todas con Enrique como común denominador.
Enrique era gran amante de la noche,  dinamizador de tertulias,  disparaba frases que por esa mezcla de sencillez, sabiduría, pellizco y punch!  dejaba a sus interlocutores “to locos” :  ”El hambre enseña mucho” , “ Todos somos mendigos en este mundo!”. “Para qué hacerlo bien si podemos hacerlo mal” … Me impresionó ver a Juan Verdú , organizador de todo el cotarro, tan profundamente emocionado, “touché” dirían en Paris.
Y después… el  After
 
Y es que era de noche.  Y Domingo. Y al día siguiente Lunes,  pero la prisa no estaba presente.  El Bar hasta las trancas.  Toda la familia , desde la majestuosa  abuela Rosario hasta su nieta más chiquitita… y después todos a los que nos gusta estar “en familia”.
Monti, se arrancó con la guitarra y  Popo a los cantes “aflamenrapeaos”.  Las Negris,  “Las Supremes del flamenco” empezaron a animar el garito. Baile, cante, palmas, mucha alegría y ganas de que no se rompiera la noche. Sólo decir que llegando las claras del día el núcleo más jamberro se fue de procesión hasta “El Candela”. Y hasta ahí puedo leer…
 
 



¡Próximamente!
 
Manuel Montaño, amigo del Maestro, aporta al homenaje  una entrañable  exposición de fotografías llamada “Enrique Morente : donde mana la fuente” en la que se ve la complicidad entre ambos para “arañar” instantes bellos y de punta.
¡Esto no ha hecho más que empezar! 
 
Quedan  para gozarla más eventos de Pintura ,Fotografía, Rockerismo, Poesía y Performances.
Aprovechad que como decía el gran Enrique : “Estamos vivos de milagro”.
 
+ Información MorenteMásMorente

Si te gustó , házlo rularShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someonePin on Pinterest0

You may also like...

2 Responses

  1. 21 septiembre, 2014

    […] de los tres días del Memorial Morente en el circo Price de Madrid en que todos los flamencos le han cantado a Enrique Morente, ha llegado la hora de […]

  2. 25 abril, 2015

    […] dedica La Rosa de Alejandría a tres grandes que se fueron: Moraito Chico, Enrique de Melchor y Enrique Morente. Ole tú. Javier que tu gaznate no se seque, ni tu cabeza deje de crear. Siempre contigo […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *